Inicio » Fármacos » La anticoagulación…Del famoso Sintrom® a los nuevos anticoagulantes

La anticoagulación…Del famoso Sintrom® a los nuevos anticoagulantes

Buenos días,

Todos conocemos a algún familiar que toma anticoagulantes pero… ¿Por qué se toman estos medicamentos? ¿Que riesgos conllevan? ¿Que novedades hay al respecto? ¿Como se controlan?

Las principales indicaciones para la toma de este tipo de fármacos son situaciones patológicas en el organismo que tienden a formar trombos / coágulos en el organismo.

Estas son…

  • Arritmias cardiacas (Por ej: Fibrilación Auricular): Se trata de una alteración del ritmo cardiaco. Si nosotros usamos una batidora y batimos agua se producen turbulencias, si lo hacemos con sustancias más viscosas se tienden a producir grumos. Cuando ocurre en el corazón, concretamente en la aurícula se producen coágulos que pueden desplazarse al cerebro produciéndose un ictus. Por encima de los 60 años el 60% de las mujeres y el 35% de los varones la padecen en España. Usando los anticoagulantes podemos evitar la formación de coágulos.
  • Prótesis valvulares cardiacas: Pacientes que han precisado de una válvula protésica en el corazón
  • Enfermedad tromboembólica venosa: Dentro de la cual incluimos la trombosis venosa profunda y el tromboembolismo pulmonar. Coágulos en las piernas y en los pulmones que producen inflamación y edema en el primero y sensación de falta de aire y dolor costal en el segundo.
  • Trombofilia: Pacientes con patologías en el sistema de la coagulación ya sean genéticas o adquiridas.

Clásicamente los fármacos que utilizábamos para anticoagular estas situaciones son las incómodas y dolorosas heparinas que se pinchan en el tejido celular subcutáneo del abdomen y por vía oral el Sintrom® (Acenocumarol) o la clásica Warfarina en América.

Durante muchos años los pacientes han estado en tratamiento con este último medicamento sin opción alguna con una serie de inconvenientes:

  • Toma variable del fármaco que precisa de controles mensuales mediante un análisis sanguíneo de la coagulación para medir un parámetro llamado I.N.R. y en función de los valores varía la dosis semanal a tomar. (Afortunadamente apareció un dispositivo que controla el INR con un pequeño pinchazo en el pulpejo de los dedos : INR CAPILAR)

 

Pero gracias a la investigación y a la ciencia han aparecido por este orden una serie de fármacos como son Dabigatran (Pradaxa®), Rivaroxaban (Xarelto®) y Apixaban (Eliquis®) (inicialmente) y otros que ya están en fase de comercialización.

Estos fármacos tienen una serie de ventajas e inconvenientes que nombraremos a continuación:

Ventajas

  • Moléculas más estables y con mejor control de la coagulación.
  • Toma fija del mismo fármaco todos los días
  • No precisa de control de dosis
  • Menos interacciones farmacológicas
  • Pocas restricciones dietéticas

Inconvenientes

  • Precio
  • No tienen antídoto “comercializado” en caso de sangrado y por tanto precisa aplicación de plasma fresco en caso de hemorragia activa o cirugía urgente
  • Hoy por hoy no tienen indicación aprobada para TODAS las indicaciones que tiene actualmente el Sintrom® hasta que se completen los estudios pertinente (Como son las prótesis valvulares o las trombofilias).

NOTA: Os recordamos que tanto los fármacos antiguos como los nuevos son muy peligrosos y conllevan riesgos de hemorragia y por tanto muerte. Precisa la prescripción y seguimiento de un facultativo cualificado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s